Cerveza con AOVE. Afortunadamente, el aceite de oliva virgen extra está presente en cada vez más facetas de nuestro día a día y se usa en campos tan distintos como la cosmética, la salud, la investigación o la repostería. En el siguiente te artículo queremos hablar de la Oliba Green Beer, una cerveza elaborada de manera totalmente artesanal y con ingredientes 100 % naturales. La invención del ingeniero agrónomo Iván Caelles resulta muy llamativa por mezclar dos productos “top” hoy día en nuestra dieta que ya fueron muy apreciados por las antiguas civilizaciones: la cerveza y el aceite de oliva. La bebida que pediría la mismísima Isis…

La invención de la cerveza y, sobre todo, su elaboración industrial con fines alimenticios o medicinales, es atribuida a los antiguos egipcios, como confirman papiros y estelas aún conservados de hace más de 4500 años. Según la mitología egipcia, el inventor de la cerveza fue Osiris, señor de la resurrección y resurgimiento del Nilo después de cada crecida y responsable por tanto de la fertilidad de la zona. Pero otra versión atribuye su origen divino a su esposa Isis. Viene a decir que, si bien es cierto que Osiris, como dios de la agricultura, había enseñado a los humanos a cultivar cereales, la cerveza en particular era un regalo que la diosa de la Luna quiso hacer a la Humanidad. ¡Y menudo regalo!

Se da el caso de que a la citada Isis se le atribuyen igualmente todos los conocimientos que tenemos del olivo, de su cultivo y de sus múltiples usos posteriores. El aceite de oliva se introdujo en Egipto mucho más tarde que la cerveza, pero su importancia y popularidad fue tal que, por ejemplo, populares momias, como la del propio Tutankamon, fueron amortajadas con una corona elaborada con ramas de olivo.

La cerveza y el aove. El aove y la cerveza. Ahora juntos en una bebida que sabe a cerveza pero cuyo sabor también te transporta a campos de olivos.

Pin It on Pinterest