El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Aceite Sierra de Cazorla, del que Exportadora Andaluza de Aceites (Aceitex) forma parte, se ha pronunciado sobre la situación del sector tras el final de los aranceles con Estados Unidos, uno de los países principales de exportación de aceite en nuestro país. En este sentido, el Consejo ha hecho una valoración muy positiva de la interrupción de una medida que ha repercutido de manera negativa no solo en el sector oleícola, sino también en otros sectores productores, seriamente afectados.

Quino Sánchez, gerente de Aceitex, afirma que “la bajada de los aranceles ha sido positiva en dos aspectos, la aceituna y el aceite, ya que habrá más compra”, pero matiza que “la nueva situación con los aranceles está provocando que el mercado americano adquiera todo tipo de aceites y muchas veces”, subraya, “no prima la calidad, sino la cantidad, lo cual no es positivo para nuestro sector. Probablemente 2022 pueda ser un buen año en cuanto a ventas, pero repercutirá en la subida del precio del aceite”. “Durante el último año se ha producido un aumento de las exportaciones de empresas que antes no lo habían hecho, utilizando el sistema llamado grupaje, es decir la exportaciones de contenedores con variedad de productos, entre ellos el aceite de oliva”, explica Sánchez, quien augura que “de aquí en adelante no habrá un gran aumento de las exportaciones”, para añadir “que lo que ha ocurrido en el último año es que se ha liberado el tapón que se había producido, pero la situación se ha estabilizado”. La puesta en marcha de aranceles en Estados Unidos dio lugar a una situación dramática que afectó especialmente a los pequeños exportadores que, de facto, quedaron inmediatamente fuera del mercado.
Los intentos de las empresas oleícolas de “sortear” la situación mediante la modificación del envasado o apostando por la venta a granel (exenta de la medida) no fueron suficientes para evitar una importante pérdida de cuota de mercado. De hecho, durante el tiempo que la medida ha estado vigente, muchos productores jiennenses han tenido que afrontar la situación con pérdidas mientras que otros, directamente, dejaron de tener presencia en el país norteamericano.

Mercado estadounidense

El Consejo Regulador ha podido comprobar cómo la mayoría de empresas ha hecho grandes esfuerzos por conservar al cliente americano. El motivo es que Estados Unidos es el mercado más importante para cualquier exportador, tanto por volumen como por capacidad de crecimiento. Hablamos de un país que realmente cree en el aceite de oliva y defiende a ultranza de las bondades del virgen extra incluso más que en nuestro propio continente. Aquí, podemos afirmar que la Denominación de Origen Aceite Sierra de Cazorla, como la que lucen nuestras botellas de aove Oleo Cazorla, es sin duda un aval de calidad para ser más competitivos. Cabe recordar que Estados Unidos representa aproximadamente el 25% del total de nuestras exportaciones y que somos exclusivos en algunos mercados, algo que se consigue a base de insistencia y trabajo, además de con una fe ciega en la calidad del producto que vas a vender.

Whatsapp
Escríbenos